Sankalpa: mente y corazón

6-Sep-2018

Esta palabra en sánscrito significa resolución, propósito, un concepto que se forma en nuestra mente o nuestro corazón. Se entiende como la voluntad de llevar a cabo una promesa, un objetivo que nos trazamos, un voto que nos hacemos.

 

En nuestra práctica de Yoga lo entendemos como esa intención que colocamos en nuestra práctica, de aquello que queremos despertar, potenciar, alcanzar en nuestra vida o soltar, dejar ir y que se fortalece con nuestra voluntad, con nuestra práctica de asanas.

 

 

 

En Yoga Nidra, Sankalpa toma un matiz mucho más potente, por eso lo repetimos en dos partes de la práctica, es una semilla que sembramos en nosotros, lo hacemos en la forma de una frase corta, concisa y afirmativa, lleva desde el inicio esa conexión de mente y corazón que nos hace sentir que aquella semilla es ya una realidad, un árbol con frutos hermosos que podemos desde ya saborear y por los cuales estamos agradecidos de corazón. Debido a que durante la práctica de Yoga Nidra, vamos ingresando a los diferentes estados de consciencia, nuestra semilla se va asentando en tierra cada vez más fértil.

 

Que interesante la teoría...¿y esto realmente funciona? es ahora donde te cuento mi experiencia…

 

Sé que quizás tengas muchas resoluciones o propósitos y no te decidas cuál hacer realidad, te sugiero, si me permites, que tomes el más próximo y accesible para empezar, me costó dos semanas de trabajo diario conseguir afinar mi Sankalpa,  hasta que sentí que esa frase concisa, corta y directa, expresaba claramente mi deseo. Es importante que sea claro, cuanto más específico mejor. Era algo que deseaba de corazón y cada vez que lo repetía visualizaba mi Sankalpa como la realidad que es hoy y me llenaba de gratitud con sólo sentirlo real, uniendo así mente y corazón. Lo repetí por 60 días de práctica continua, era como regar mi semilla una y otra vez, hasta que germinó, creció y pocos días después se alineó con la abundancia del universo y se hizo realidad...es maravilloso!  y no digo “fue" porque sus frutos aún siguen conmigo y por ello estoy inmensamente agradecida.

 

La intención con la que repitas tu Sankalpa es muy importante, pues es como el abono de tu semilla, tómate el tiempo que necesites para afinarlo y cuando lo consigas quédate con él, riégalo las veces que puedas y cuando veas que se ha manifestado en tu vida, disfruta de sus frutos, sé agradecido y empieza uno nuevo.

 

Namasté

 

Compartir
Me gusta
Please reload

  • Facebook Social Icon
  • Instagram Social Icon

​© 2017 by Inti & Killa Yoga